jueves, 20 de noviembre de 2014

Reseña: 39 cafés y un desayuno-Lidia Herrada



Datos del libro:
Título: 39 cafés y un desayuno
Autor: Lidia Herrada
Páginas: 240

Editorial: Espasa

Precio: 19'90€

Año de publicación : 2014

Género: Contemporáneo. New Adult



Gracias a Espasa por el envío del ejemplar.

Sinopsis:
Martina es una chica treintañera sin suerte en la búsqueda del amor perfecto hasta que su hermana decide tomar cartas en el asunto. Pero estamos en el siglo XXI y el amor ya no está en el aire, está en la red. Para encontrarlo, sólo hay que armarse de una buena dosis de paciencia, unas gotas de chispa y un ordenador con los megas suficientes para que no se quede colgado en el momento cumbre.

Cuando el mundo virtual se convierte en realidad, Martina pensará que sus citas son como los cafés: a veces cargados, otras espesos, cortados o descafeinados. ¿Encontrará el café perfecto, el que se sirve con un delicioso croissant y zumo de naranja?


Opinión personal:
Lo primero que me llamó la atención del libro fue esta portada tan dulce y el título de la novela, bastante llamativo también. Ha resultado ser un libro entretenido, pero menos de lo que esperaba.


Amélie es una treintañera que ayuda a su hermana Martina a encontrar el amor a través de la red, ya que no funciona en la calle. Hace de mediadora entre Martina y sus citas, con las que queda para conocer más: a veces un café, una visita a un museo, un paseo por la ciudad, etc. Sin embargo, no es tan fácil encontrar el amor.

"El mundo es de los valientes, todo lo que nos proponemos se puede conseguir, solo hay que creer, luchar y, sobre todo, como oí decir a un reconocido psicólogo: 'Si nadie te llena, conoce a cien, y uno te llenará'".

En este libro aparecen bastantes personajes, porque Martina tiene muchas citas a lo largo de esos dos años que está buscando pareja en la red. Sin embargo, el personaje principal es la propia Martina, una mujer atractiva, trabajadora y enamoradiza, aunque también muy exigente en el amor. Por otro lado, tenemos su hermana, Amélie, que se dedica a contar la historia en primera persona, desde su perspectiva. Es más perseverante y segura que su hermana mayor.

"A veces estamos hibernando y una mirada nos despierta de nuestro letargo."

Me ha gustado mucho eso, el hecho de que sea Amélie quien narra la historia, porque conocemos todas las aventuras amorosas de Martina, desde la perspectiva crítica y divertida de Amélie. Pues es un personaje muy extrovertido y que nos hará reír en más de una situación. 

"Toda pareja brilla por fuera, pero una vez que nos metemos dentro, escarbamos un submundo. Lo importante es que las manías de el no sean tus obsesiones, que queden simplemente en pequeñas manías ajenas a ti."


Debo decir que me ha estresado bastante la situación que se narra en la novela. Es un constante sube y baja, una montaña rusa. Martina pasa por innumerables relaciones y siempre acaban mal, justo cuando ella empezaba a emocionarse con la situación. Así que nos pasamos todo el rato pensando 'este será el definitivo', aunque parece que no llega nunca... Por otro lado, la protagonista tampoco me ha llegado a convencer, pues en muchos momentos se muestra como una mujer muy segura de sí misma y rechaza a muchos hombres, y al momento siguiente es una mujer desesperada y ciega por amor.

"Ya lo decía un proverbio árabe: lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo."

La pluma de Lidia Herrada es divertida, fresca y amena. Además, en general la novela ha sido entretenida y me ha hecho reflexionar en muchos aspectos sobre las relaciones y sobre lo que realmente necesitamos o buscamos, sin darnos cuenta.

"Iván pertenecía al grupo de los hombres de las tres 'íes': inseguro, inestable, insatisfecho. Martina, por el contrario, era más bien de las tres 'eses': sensible, segura y soñadora".

Resumiendo, es un libro ameno, con una narración original; aunque con una trama algo liosa y esperaba bastante más de él. 

Nota:



4 comentarios: